Uno de cada dos jóvenes mexicanos vive en la pobreza

Foto: SDP Noticias |

De acuerdo con el informe “Invertir para transformar”, elaborado conjuntamente por la Organización Iberoamericana de Juventud (OIJ) y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), una de las principales barreras que enfrenta la población juvenil mexicana en el desarrollo de su vida es la pobreza.

En coordinación con el Instituto Nacional de la Juventud, el reporte destaca que 45.5% de la población enfrenta algún tipo de pobreza, mientras que, de manera particular, 44.9% del grupo de 12 a 29 años encara esta situación.

El trabajo concluye que México debe impulsar y fortalecer, entre otros: la inversión en educación, la capacitación laboral y la creación de fuentes de trabajo decente para los jóvenes. Además, la incorporación de este sector de la población al desarrollo del país requiere garantizar el pleno ejercicio de sus derechos y evitar situaciones como la reproducción intergeneracional de la pobreza, escenarios de mayor inseguridad y la falta de cohesión social.

Los números arrojan que en el 2014 se alcanzó la cifra de 119.7 millones de mexicanos, de los cuales 38.2 millones son jóvenes de entre 12 y 29 años; esto representa una tercera parte de la población mexicana. Para el 2020 se estima que dicha proporción será de 30.5%, momento a partir del cual se reducirá de manera constante hasta alcanzar 24.4% en el 2050. La reducción de la proporción de la población joven tendrá distintos efectos, siendo uno de los principales el cierre de la ventana de oportunidad demográfica.

Actualmente, por cada persona económicamente dependiente hay dos personas no dependientes. El escenario que proyecta el Consejo Nacional de Población sugiere que se seguirá observando este comportamiento durante los próximos cinco años, por lo tanto es fundamental generar estrategias gubernamentales que potencien las habilidades y cualidades de la población joven para aprovechar, de manera óptima, esta ventaja demográfica.

Asimismo, el informe exhibe que de las personas que presentan algún nivel de pobreza, 9.8% se encuentra en pobreza extrema; en población joven, este porcentaje alcanza 9.4 por ciento. Derivado de lo anterior, la CEPAL y la OIJ advierten que es necesario atender de manera prioritaria a los 3.5 millones de jóvenes que viven en situación de pobreza extrema mediante acciones que propicien positivamente la ruptura de los circuitos de pobreza generacionales.