Mariana

Mariana vive con su madre, una empleada doméstica que ama profundamente a su hija y nunca le hizo faltar nada. Sin embargo, Mariana siempre quiso ayudarla económicamente. Por eso decidió ingresar en Forge y simultáneamente consiguió trabajo en McDonald’s. Fue un año ajetreado − liceo, trabajo, Forge − pero lo logró. Algún tiempo después, Mariana hizo su primera práctica en un call center, y desde hace un año trabaja en la edición de una revista de comercio exterior. En él se siente a gusto y ha podido progresar: a los tres meses de ingresar, tuvo la oportunidad de realizar una suplencia en el área comercial y quedó efectiva en ese cargo. Además, logró terminar la secundaria, está cursando el segundo año de la Facultad de Ciencias Económicas, y se muestra siempre dispuesta a colaborar con Forge dando testimonio e inspirando a las futuras generaciones de egresados.