Jonathan

Cuando Jonathan egresó de Forge Uruguay, nadie dudaba ni sobre sus capacidades ni sobre su gran necesidad de trabajar. Había perdido a su padre recientemente, su mamá había quedado a cargo del trabajo en la feria, su hermana menor era aún pequeña, y él debía ayudar económicamente en su casa. Se acercaba la Navidad y surgió una propuesta en la papelería Mosca Hermanos para cubrir varias posiciones. Jonathan se postuló para un puesto en el depósito pero tras las entrevistas le propusieron una responsabilidad – y una gratificación – mayor de aquello a lo que aspiraba: con tan sólo 18 años y el liceo recién terminado, sería el supervisor del depósito de una sucursal. En la actualidad, Jonathan sigue disfrutando de su trabajo y se permite apostar a su futuro estudiando para Contador Público en la universidad.