Daniel

Daniel vive con su mamá, su padrastro, y tres hermanos, en el barrio Amancay de la localidad de Maquinista Savio, en el conurbano bonaerense. “Mi sueldo es todo en casa”, confiesa Daniel, y en sus palabras resuenan entremezclados el orgullo y el alivio. Actualmente Daniel es el sostén de su familia. “Apenas cobro, voy con mamá al supermercado a comprar las cosas que necesitamos para vivir”, cuenta, y en su rostro se ve la responsabilidad que ha asumido como propia frente a la situación de carencia familiar. Daniel asume sus responsabilidades, se compromete y se ocupa de sus seres queridos. “Nunca hubiera podido conseguir un trabajo tan rápido sin Forge”, admite, y por eso se siente sumamente agradecido. A veces la vida se le hace muy cuesta arriba, pero acepta su realidad, disfruta lo que hace, y sigue adelante.