Daiana

Los padres de Daiana son chaqueños y se mudaron a Buenos Aires cuando tenían 16 años. Sólo traían un bolso y el deseo de trabajar y formar una familia.

Pusieron un almacén en Los Tilos, un barrio modesto de Pilar. Tuvieron ocho hijos y aprendieron a vivir con el cinturón ajustado. Pero desde que Daiana se acercó a Fondation Forge, la situación cambió. Hoy Daiana tiene un sueldo digno que le permite ayudar a su familia. Y no sólo eso, sino también un diploma expedido por Falabella: el mérito al puntaje máximo (100 sobre 100) por excelencia en el servicio y atención al cliente. Los padres de Daiana están orgullosos de ella y quieren que los hijos menores sigan su ejemplo. La esperan todos los días cuando cae el sol, con el mate y el termo en la mano, sentados en la puerta del almacén familiar.