cindy3Cuando Cindy ingresó en Forge, se encontraba sin trabajo, viviendo sola con su hijita de tres años. Cursaba el liceo por las mañanas, concurría a Forge por la tarde, luego recogía a su pequeña y dedicaba lo que quedaba del día a las tareas lavar, planchar, cocinar y preparar las camas para, a las siete en punto del día siguiente, volver a empezar un nuevo día idéntico al anterior. Era una pesada carga de responsabilidades para una mujer joven y tan desamparada. Sin embargo, el paso por Forge ha convertido a Cindy en una persona con una sonrisa amplia y un entusiasmo difícil de disimular. Su cara está iluminada, luce distendida y confiada. La vida parece sonreírle: acaba de salir de una entrevista y pronto comenzará a trabajar en Medialunas Calentitas, una importante empresa panificadora con filiales en Uruguay, Paraguay y Brasil.