Qué Hacemos Problemática atendida

La difícil y precaria inserción laboral de los jóvenes pertenecientes a familias de bajos recursos económicos, es una problemática social que condiciona la calidad de vida de las actuales y futuras generaciones en toda América Latina.

La tasa de desempleo de los jóvenes de 15 a 24 años en América Latina es entre dos a cuatro veces superior a la tasa de desempleo de los adultos de 25 años y más.

Los obstáculos que enfrentan los jóvenes en la búsqueda de una inserción laboral productiva han sido reconocidos como un problema global, por lo que proporcionarles trabajo decente y productivo constituye hoy uno de los objetivos de desarrollo del milenio de la ONU (ODM).

Hoy uno de cada 20 jóvenes no estudia, ni trabaja ni desempeña quehaceres del hogar, y tampoco busca trabajo, tratándose, sin duda, de jóvenes excluidos y de alto riesgo social. Entre los jóvenes que trabajan, un elevado porcentaje lo hace en condiciones precarias.

Esta situación se agrava en el caso de los jóvenes pertenecientes a sectores de bajos recursos, que no cuentan en su entorno familiar y social con modelos de trabajo formal que permitan un desarrollo personal y profesional digno.

Los crecientes requerimientos del mercado laboral y una articulación cada día más deficiente entre la educación secundaria y el mundo del trabajo son algunas de las razones que, desde hace varias décadas, vienen agudizando esta problemática.

El objetivo de Fondation Forge se focaliza en disminuir el impacto de la problemática social descripta a partir de su programa Formación y Trabajo dirigido a jóvenes latinoamericanos pertenecientes a segmentos de bajos recursos. El 80% de los jóvenes que finalizan el programa de formación en Forge, logran una inserción laboral de calidad.

Juan en su barrio, con la camiseta de Argentina.

Juan, dos años más tarde, con su título de técnico en química, trabajando en Grupo Tigre.

Historias de Vida

Andrea

Andrea logró adquirir la confianza necesaria para salir adelante.

Leer más