27 noviembre 2014 · Artículos de interés

Los jóvenes mexicanos no están bien preparados para el mercado laboral

Foto: ANEMercosur |

Foto: ANEMercosur |

En México, actualmente, la deserción escolar se concentra en la Educación Media Superior; lamentablemente, egresar de este nivel de estudios no asegura a los jóvenes las competencias suficientes para incorporarse al mercado laboral, dijo Miguel Székely, ex subsecretario de Educación Media Superior de la SEP. “La escuela -dijo, es fundamental para la formación, pero ya no es suficiente”.

En una conferencia magistral en la Cumbre de Líderes en Acción por la Educación (Clase 2014), Székely señaló que la deserción de la preparatoria, en México, supera el promedio de América Latina.

Incluso al interior del país, se pueden encontrar diferencias significativas, toda vez que, si bien el promedio de deserción de la EMS es del 15 por ciento, a nivel nacional, esta cifra varía entre las distintas entidades federativas, subrayó Székely.

Por ejemplo, mientras en la Ciudad de México la deserción alcanza al 20 por ciento de los jóvenes que cursan la EMS, esto es real para el 11 por ciento de los jóvenes que habitan en Baja California Sur, señaló el especialista en educación.

No obstante estas cifras de deserción, de acuerdo con Miguel Székely, la mitad de los jóvenes egresados de la EMS, ha reconocido que lo que aprendió en la escuela no le sirvió a la hora de incorporarse al mercado laboral.

Esta perspectiva la comparte el 34 por ciento de los empleadores, quienes consideran que entre los jóvenes recién egresados, “no encuentran las competencias suficientes” para que se desempeñen en el mercado laboral.

De acuerdo con Székely las principales habilidades o competencias que buscan los empleadores, son: iniciativa, trabajo en equipo, buena comunicación personal, capacidad de negociación, flexibilidad y liderazgo.

Ahora bien, en este panorama, el especialista en educación, también advirtió que las empresas no están cumpliendo con su deber de capacitar a sus recursos humanos, ya que solamente están “simulando” esta capacitación que se tiene que ofrecer, por Ley, a los trabajadores.

No se puede esperar que la escuela lo resuelva todo, “las empresas se tiene que hacer responsables de la formación continua” acotó Székely.

Aunque la actual administración se ha trazado como meta reducir el abandono escolar, en este nivel de estudios, del 15 al 9 por ciento, para Miguel Székely, la Reforma Educativa, no atiende aspectos como la deserción escolar ni la mejora en la formación de recursos humanos para mejorar las capacidades de los egresados de la EMS, concluyó.