12 septiembre 2014 · Artículos de interés

Lo que más preocupa a la juventud mexicana: inseguridad y desempleo

Foto: eldiario.net |

Foto: eldiario.net |

En México hay 31.4 millones de jóvenes de 15 a 29 años y con ello representan 26.3 por ciento del total de la población del país. Sin embargo, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) precisa que 3 de cada 10 no están afiliados a instituciones de seguridad social o carecen de servicios médicos.

Asimismo, la tasa de desocupación en los jóvenes mexicanos durante el primer trimestre de 2014 fue de 8.4 por ciento, casi el doble a la tasa de 4.8 por ciento estimada a nivel nacional para la población de 15 años y más.

La inseguridad es el problema del país que más preocupa a la juventud mexicana pues 56.6 por ciento lo coloca en primer lugar, pero 49.2 por ciento manifestó que también el desempleo es otra de sus principales preocupaciones.

La falta de experiencia es uno de los obstáculos que enfrenta la población menor de 30 años a la hora de buscar trabajo, pues 18.9 por ciento del grupo carece de ella y eso incide en que terminan por aceptar empleos temporales o de tiempo parcial.

El empleo seguro que era habitual en las generaciones anteriores es difícil de conseguir para los jóvenes de hoy, según cita el INEGI a la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Así, 7.7 por ciento de la población joven declaró estar subocupada, lo que significa que tienen necesidad y disponibilidad de trabajar más tiempo del que actualmente laboran.

El INEGI detalla que 90.3 por ciento de los jóvenes con empleo que no concluyeron la primaria, y 84.3 por ciento que sólo cuentan con la primaria, son trabajadores informales. En el otro extremo, hay 44.8 por ciento de los jóvenes que tienen estudios de nivel medio superior y superior, pero que también trabajan de manera informal.

Por tal condición de informalidad en la que se encuentra 67 por ciento de los jóvenes que trabajan en México, son vulnerables de muchas maneras: primero por su ingreso porque 17.7 por ciento de la gente menor de 30 años gana únicamente hasta un salario mínimo, 32.2 por ciento de uno hasta dos minisalarios y 17 por ciento no recibe remuneración alguna.

Fuente: La Jornada