16 octubre 2014 · Artículos de interés

La cruzada de los jóvenes argentinos para conseguir trabajo

Foto: Diario La Ventana de San Juan |

Foto: Diario La Ventana de San Juan |

En los últimos años, más jóvenes argentinos consiguieron desenvolverse en el mercado laboral pero no tienen las mismas oportunidades. Muchos trabajan horas de más, perciben una remuneración menor al salario mínimo vital y móvil y sufren inestabilidad.

Según el informe “Recomendaciones integrales de política pública para las juventudes en la Argentina” realizado por el Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC), falta generar avances para que la juventud finalice sus estudios escolares y logre la inserción laboral.

El déficit de la escuela secundaria

Entre 2003 y 2012, según el informe, se redujo el porcentaje de chicos que no completaron el nivel secundario. Sin embargo, la baja fue menor a la esperada, teniendo en cuenta la inversión que hizo el Estado en educación. Hay cerca de 4 millones de jóvenes argentinos, entre los 20 y 29 años, que no terminaron la educación secundaria. Además, entre quienes no abandonaron sus estudios secundarios, el 40 por ciento tiene una edad superior a la teórica.

Más trabajo y menos calidad

Según el Ministerio de Trabajo de la Nación el desempleo joven se redujo en los últimos años del 31 al 17 por ciento. Sin embargo, para el CIPPEC, la inserción en el mercado laboral va más allá de conseguir un primer trabajo, tiene que ver con la calidad y la duración del empleo al que la persona accede. De acuerdo al estudio, el 23 por ciento de los jóvenes trabajan más de las horas permitidas. Además, el 19 por ciento son contratados a plazo determinado y el 15 por ciento con período de finalización. Aparte, el 25 por ciento percibe una remuneración inferior al salario mínimo vital y móvil.

Fuente: La Ventana