4 octubre 2016 · Prensa

Forman a alumnos de escuelas humildes para lograr su primer empleo

hugo-masci-desarrollo-forge-america_claima20161013_0350_28

Clarín, 13 de octubre de 2016.

La Fundación Forge ya logró que 4.500 jóvenes con muy pocos recursos consigan trabajo en empresas líderes.

Por muchos motivos, la tarea que lleva adelante Hugo Masci, de 79 años, tiene rasgos únicos. Nacido en un hogar cuyo sostén era un padre que vendía chocolates, se reivindica fruto de la educación pública y cuenta con orgullo que tuvo como profesores al socialista Alfredo Palacios y a Julio Olivera en Ciencias Económicas de la UBA. Masci empezó muy joven en Gillette y vivió en Alemania y Boston, para pasar luego a la consultora Ordoñez Bianco, líder en estrategia de marketing. Con múltiples pasiones, hasta llegó a ser presidente de Atlanta. Pero su sello está en lo que construyó con un equipo de 43 entusiastas hace 31 años y que se conoce como el Club de Amigos, del que Masci es presidente honorario. El Club de Amigos le permitió dar otro gran salto: desarrollar junto con Samuel Mizrahi la Fundación Forge.

Con base en Suiza, ya que tiene como sostén financiero a la firma de cosméticos Swiss Just, recibe el apoyo de la Fundación Pérez Companc, HSBC, Johnson, y aportes del BID. Forge ya tiene los pies en 5 países y el corazón en Argentina. La fundación identifica alumnos en escuelas públicas necesitadas, los prepara y ayuda a encontrar un empleo formal. Combina en quinto año del secundario la formación humanística con el saber técnico. “Las 250 horas de clases permiten que ese alumno pueda ser empleado en blanco, con sueldo decente, en alguna de las 300 empresas líderes comprometidas con la fundación. Y el 99% de las veces ese alumno queda y tiene la posibilidad de seguir una carrera laboral que cambiará su vida. No hay vuelta atrás”, dice Masci a Clarín.

-Con el nivel de deserción escolar que existe, ¿no les conviene empezar antes de quinto año?

-Nosotros focalizamos esa etapa como una manera de premiar a las familias humildes y a los propios alumnos que se esforzaron por llegar. Y buscamos una educación en valores y oficios para brindarles la salida laboral.

Los chicos eligen participar en programas que en los 11 años de la fundación ya encontraron ocupación a 4.500 jóvenes y tiene en preparación a 3.500 este año. “Si bien el proceso también depende de la personalidad de cada uno, el énfasis en la formación humanística ayuda a lograr la salida laboral”, asegura Masci.

Micaela Castro (22) y Carolina D’Angelo (21) habían llegado a quinto año del secundario e ingresaron al programa de la fundación. Hijas de empleadas domésticas, trabajan en el Club de Amigos. Micaela se recibirá en breve de maestra jardinera. Carolina quiere terminar abogacía y su hobby es la comedia musical. La lista de jóvenes como ellas es larga.

Forge tiene 120 docentes y entre las compañías líderes comprometidas se destacan Accenture, Falabella, el grupo Galicia, Nestlé, Sodimac, Gire, Citibank, Telefónica, Shell, Omint, Santander, McDonalds, Café Martínez, Acindar. Abarcan a otros 1.000 jóvenes en Uruguay, 1.500 en Perú, 500 en Chile y 600 en México.

-Con la caída en la actividad económica, ¿tuvieron problemas para encontrar trabajos en Argentina?

-Es un camino muy difícil, pero siempre encontramos el trabajo adecuado

Fuente: Clarín