2 febrero 2016 · Artículos de interés

Más estudio y empleo entre los jóvenes para reducir el crimen y activar la economía regional

Un informe del Banco Mundial indica que el número de jóvenes que no trabajan ni estudian, en América Latina, creció llamativamente en la última década, llegando a representar un 20% de la población joven.

Estas cifras representan dos principales amenazas para la sociedad: por un lado, porque los jóvenes desempleados aumentan los índices de criminalidad. Por otro, porque no trabajar ni estudiar de joven reduce la capacidad de conseguir un buen trabajo y, así, impacta negativamente sobre la economía regional.

Andrés Oppenheimer, prestigioso intelectual y periodista, publicó una columna al respecto que compartimos con ustedes:

http://www.elnuevoherald.com/opinion-es/opin-col-blogs/andres-oppenheimer-es/article55735080.html