Empleo joven: el derecho a acceder al primer trabajo

El proyecto de ley presentado por la diputada provincial por el Frente para la Victoria, Fernanda Raverta, cuenta con media sanción en Diputados y ahora deberá ser tratado por el Senado. El objetivo es la inserción laboral de los chicos y chicas de entre 18 y 24 años.   

nota 17-07 ley empleo joven

Fuente: El Argentino

El proyecto de ley destinado a promover el empleo joven, a través de su inserción en el mundo del trabajo, continúa avanzando en el ámbito legislativo, luego de obtener media sanción en la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires. Ahora, el expediente deberá ser tratado por el Senado provincial para convertirse en ley.

Se trata de una propuesta elaborada por la diputada provincial por el Frente para la Victoria, Fernanda Raverta, que apunta a generar estrategias de empleo destinadas a  jóvenes de entre 18 y 24 años, “quienes a través de formación, capacitación o actividades afines generadoras de ingresos puedan acceder a diversas oportunidades laborales”.

En este sentido, la ley propone que las empresas que cuenten con más de 120 empleados deberán, en sus futuras contrataciones, incluir a personas comprendidos en esta franja etaria, hasta alcanzar entre su planta laboral a un 20% de jóvenes.

“Nuestra motivación, en este sentido, es seguir generando propuestas que permitan impulsar más puestos de trabajo porque es, sin dudas, la mejor herramienta de inclusión”, sostuvo la diputada marplatense, Fernanda Raverta, quien a su vez reconoció que con esta ley está prevista la generación de un Fondo Provincial para la Promoción del Empleo Joven destinado a la realización acciones orientadas a alcanzar los objetivos de la ley.

En esa misma línea, la iniciativa hace hincapié en la importancia de la promoción de capacitación, orientación e inducción al mundo del trabajo, así como la generación de instancias de mediación entre la oferta y la demanda laboral. Para ello, se establece que las empresas que contraten personas en los términos que propone la ley,  podrán tomar como pago a cuenta del Impuesto a los Ingresos Brutos, por un plazo máximo de 24 meses no prorrogables, un monto equivalente a dos salarios mínimo vital y móvil, por cada empleado.

En concreto, la intención de considerar a los jóvenes como destinatarios directos “fue ante la posibilidad de poder articular el régimen de promoción de empleo que estamos impulsando con las políticas públicas que se promueven para incluir a todos y a todas con dignidad, como lo es el Progresar”, aseguró Raverta, a la vez que destacó que el acompañamiento del Estado en el empleo joven “va permitir seguir contribuyendo al desarrollo de una patria con más oportunidades para los argentinos”.

Fuente: El Argentino