14 julio 2015 · Artículos de interés

El desempleo, en nivel inaceptable: OCDE

  • De acuerdo con el documento “Panorama de empleo 2015”, de los 15 millones de desempeados, más de la mitad lleva parados dos años, lo cual dificulta las posibilidades de encontrar ocupación

CIUDAD DE MÉXICO, 10 de julio.- Al menos uno de cada tres desempleados está sin trabajo desde hace 12 meses. Tal situación afecta a más de 15 millones de personas, cifra que representa un alza de 77.2 por ciento en relación con 2007, señaló la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), quien alertó sobre la persistencia del desempleo de larga duración en sus países miembros y apuntó que se encuentra en niveles inaceptables.

De acuerdo con el documento “Panorama de empleo 2015”, de esa cifra, más de la mitad lleva parados dos años, lo cual dificulta las posibilidades de encontrar ocupación.

Alrededor de 42 millones de personas carecían de trabajo en sus 34 países miembros en pasado mayo. La cifra muestra un retroceso en relación con los 45 millones de 2014, pero representa 10 millones más que antes del estallido de la crisis económica mundial en 2008.

La OCDE sostiene que el desempleo a largo plazo ha empeorado. En los países participantes en el organismo –que conforman las mayores economías globales, entre ellas México– más de uno de tres solicitantes de empleo, es decir, 15.7 millones de personas, han estado desempleados durante 12 meses o más. Esto representa un aumento de 77.2 por ciento desde finales de 2007. Más de la mitad de estas personas han permanecido sin empleo durante dos años o más, y sus oportunidades de encontrar uno de nuevo se reducen cada vez más, señaló el informe, dado a conocer este jueves.

El estudio señala que, en comparación con otros países, en México se labora un total de 2 mil 228 horas (2 mil 327 los que tienen más de un trabajo), pero en contraste son los que perciben menos salario (12 mil 850 dólares anuales).

México sigue enfrentándose a una relativamente baja participación laboral que se refleja en una tasa de desempleo de 60.7 por ciento en el primer trimestre de este año y que no muestra señales de converger al promedio OCDE, que es de 65.9 por ciento.

México sigue estando entre los países del bloque con las tasas más altas de jóvenes que ni estudian ni trabajan (ninis). Este grupo representa 22.4 por ciento de la población de 15 a 29 años, muy arriba del promedio OCDE, de 14 por ciento.

México es también el país del grupo que menos gasta en políticas activas de empleo. Medidas efectivas de activación ayudan a conectar a personas desempleadas e inactivas con puestos de trabajo y pueden jugar un rol fundamental en la reducción de la inactividad.

De igual forma, el organismo señala que los niveles de calidad del trabajo en México son mucho menores al promedio OCDE. La inseguridad laboral –especialmente el riesgo de salarios extremadamente bajos– es particularmente alta en México.

La calidad del trabajo es la más baja para trabajadores con bajas competencias y para los del sector informal, que todavía comprende más de la mitad del empleo. Debe ser prioridad aumentar el nivel de competencias y desincentivar la informalidad.

En 2013, México era el segundo país OCDE con el salario mínimo más bajo, como porcentaje del sueldo mediano a jornada completa.

Los mexicanos son los trabajadores que más horas hacen al cabo del año de todos los países de la OCDE (2.327), pero también los que tienen los salarios más bajos (12.850 dólares), según los datos armonizados publicados hoy.

Con los datos de 2014, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) constata en su estudio de Perspectivas del Empleo que los únicos trabajadores que superan también el listón de las dos mil horas anuales por empleado son los chilenos (2.064), los surcoreanos (2.057) y los estonios (2.008).

A distancia considerable vienen los polacos (1.885 horas), los islandeses (1.827), los checos (1.826), los húngaros (1.809), los estadounidenses (1.796) o los japoneses (1.741).

Los españoles, con 1.638 horas, se sitúan en la parte media de la tabla, por debajo de los griegos (1.741) o los portugueses (1.719), pero por encima de muchos otros europeos como los irlandeses (1.485), italianos (1.481), austríacos (1.430) y, sobre todo franceses (1.401 en 2013, último año con cifras), holandeses (1.347) y alemanes (1.302), que cierran la lista.

Pero los salarios no tienen mucho que ver con el tiempo pasado en el trabajo, como lo ilustra el hecho de que los mexicanos sean los que menos ganen en dólares equivalentes en paridad de poder adquisitivo con los citados 12.850 dólares (no existen datos para los chilenos).

También están entre los salarios más bajos de la OCDE los trabajadores de numerosos países europeos del antiguo bloque soviético, como los estonios (21.120 dólares), los checos (21.221 dólares), los húngaros (21.425), los eslovacos (22.151) o los polacos (23.681).

En el otro extremo, destacan los estadounidenses, con una media de 60.779 dólares, por delante de otros países ricos de Europa como Luxemburgo (60.607), Suiza (56.069), Irlanda (53.472), Noruega (51.531), Holanda (51.207) y Dinamarca (49.484). En ese grupo selecto también está Australia (52.315).

Los españoles, con 38.386 dólares, se sitúan netamente por debajo de la media de la OCDE, de 46.553, y por debajo de tres de los cuatro grandes países de la Unión Europea: Alemania (44.007), Francia (40.917) y el Reino Unido (39.277). Italia queda por debajo con 35.442 dólares.

Fuente: Al momento noticias

Fuente: Al momento noticias

Fuente: Al momento