28 septiembre 2014 · Artículos de interés

Debate sobre el trabajo decente en el Encuentro Iberoamericano de la Juventud

Foto: EFE

Foto: EFE |

Expertos de diversos ámbitos y de varios países han debatido sobre lo que denominaron “trabajo decente” en el marco de la XVII Conferencia Iberoamericana de Ministros de Juventud. Gestores públicos, empresarios y otros representantes del sector privado han coincidido en la necesidad de combatir la precariedad en las condiciones laborales de los jóvenes.

El español Guillermo Dema ha explicado, desde su experiencia como especialista en empleo juvenil de la oficina de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para América Latina y Caribe, la importancia de crear “trabajo decente” para ese sector de población, que evite “la mala calidad, la baja productividad y la escasa protección social”.

“Partimos de un déficit de 200 millones de desempleados (en la región) y cada año se suma una fuerza de 40 millones que quieren ingresar al mercado laboral. Es un problema por la calidad del empleo”, ha detallado Dema.

El director del Instituto Nacional de la Juventud de Uruguay (INJU), Matías Rodríguez, ha presentado la Ley de Empleo Juvenil, desarrollada por el Gobierno de su país, que busca “mejorar las oportunidades de trabajo decente” para los jóvenes, a través de diversos incentivos a empresas que los contraten.

Por su parte, el vocal de Juventud del Instituto portugués de Deporte y Juventud (IPDJ), Ricardo Araujo, ha resaltado el programa gubernamental Impulso Joven, puesto en marcha en 2012, antes de que la Unión Europea (UE) propusiera a los estados miembros la creación de una política de garantía de empleo juvenil.

Desde el ámbito privado, Manuel Méndez del Río, presidente de la Fundación Microfinanzas BBVA, ha mostrado su pesimismo acerca del objetivo de crear 600 millones de empleos en Latinoamérica en los próximos 10 años desde la iniciativa pública o las grandes empresas.

“La vía es el emprendimiento personal. Creo que la generación de empleo es una de las grandes alternativas que tienen los jóvenes”, ha explicado Méndez, quien ha resaltado que este tipo de iniciativa está siendo “un éxito” en América Latina.