12 agosto 2015 · Artículos de interés

Buscan países de la ONU reducir desempleo entre jóvenes

Ciudad de México.- La Organización Internacional del Trabajo (OIT) celebró los planteamientos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible que en septiembre podrían aprobar los países miembros de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y en la que se propone, en un periodo de 5 años, reducir sustancialmente la cifra de 74 millones de jóvenes, entre 15 y 24 años, que están desempleados en el mundo.

La agenda se propone alcanzar para 2030 el empleo pleno y productivo y un trabajo decente para todas las mujeres y los hombres, incluyendo a los jóvenes y las personas con discapacidad, y la igualdad de remuneración por un trabajo de igual valor.

Según el estudio de la OIT, “Perspectivas sociales y del empleo en el mundo”, alrededor de 201 millones de personas estaban desempleadas en 2014, lo cual representa un incremento de 30 millones de personas desde el comienzo de la crisis económica y financiera en 2008.

Entre las metas de la agenda para promover el crecimiento inclusivo y el trabajo decente se encuentran: el apoyo al emprendimiento, creatividad e innovación, así como el incentivo a la formalización y crecimiento de las pequeñas y medianas empresas.

También defiende la protección de los derechos en el trabajo y las condiciones de trabajo seguras para todos, incluyendo a los empleados migrantes y las personas que tienen un empleo precario.

Insta además a adoptar medidas inmediatas y eficaces para erradicar el trabajo forzoso, poner fin a la esclavitud moderna y a “la trata de seres humanos”. Actualmente, 21 millones de personas están en trabajo forzoso.

Los Estados miembros de las Naciones Unidas se comprometieron además a garantizar la prohibición y la eliminación de las peores formas de trabajo infantil y a poner fin al trabajo infantil en todas sus formas para 2025. La OIT estima que cerca de 169 millones de niños son víctimas del trabajo infantil.

El concepto del trabajo decente para todos está presente en esta agenda con un objetivo específico “promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos”.

Además se establecieron metas para el empleo juvenil, el trabajo infantil y el trabajo forzoso, el desarrollo de las competencias, la emancipación de las mujeres, así como el incremento de la productividad y del empleo productivo.

La agenda de desarrollo sostenible hacia 2030 reafirma también la necesidad de respetar, proteger y promover las libertades fundamentales para todos, y reconoce la importancia de la protección social así como la contribución positiva de los trabajadores migrantes al crecimiento inclusivo y al desarrollo sostenible.

“A lo largo de los últimos años, la OIT ha trabajado arduamente con los Gobiernos, las organizaciones de empleadores y de trabajadores, las organizaciones multilaterales y la sociedad civil para colocar el Trabajo Decente al centro del crecimiento inclusivo y el desarrollo sostenible”, declaró el director general de la OIT, Guy Ryder.

 

 

Amando Ruiz / El Sol de México

Fuente: La Prensa